Mica

Mica es un loft de montaña, o al menos así le dicen ahora.
Debe su nombre al mineral brillante que los chicos confunden con diamantes cuando se sumergen en los arroyos.
Para ducharse mirando el monte abajo, o tirarse sobre la cama a esa hora cuando las sierras dejan de ser marrones y verde oliva para teñirse de un rosado intenso. ¡Atención! El efecto hora mágica dura apenas unos pocos minutos, prohibido perdérselo.

Y ahora estaban tranquilos mirando las sierras.
Todo lo que sería imposible había tomado la forma final de las montañas a lo lejos, y una delicadeza de

curvas.

C. Lispector